Acción por la naturaleza – Natura E.S.T.

Acción por la naturaleza

En la entrada anterior analizamos de qué forma los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) pueden ser conectados a partir del Objetivo número 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos. En esta ocasión ahondaremos en dos objetivos fundamentales para cumplir con la agenda 2030 y que en su conjunto representan el primer tramo del camino para salvar al mundo.


El primero es el objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. Gobiernos, empresas y todo tipo de actores están uniendo fuerzas en pro de la reducción de emisiones contaminantes que ocasionan el cambio climático. No importa si eres un pequeño agricultor en Etiopía o un gran financiero en Wall Street, todos sufriremos los efectos adversos del cambio climático. Actualmente, la humanidad tiene en sus manos soluciones viables para descarbonizar la economía, haciéndola más sostenible socialmente y respetuosa con el medio ambiente.

En este esfuerzo de descarbonización la industria energética juega un papel fundamental, pues recordemos que ésta es responsable de cerca del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Actualmente se está viviendo una auténtica revolución dentro de la industria pues, según datos de la Organización de las Naciones Unidas, para el final de la década la inversión en fuentes de energía limpia alcanzará los 2,6 mil millones de dólares . En 2018 las energías renovables generaron el 12,6% de la electricidad consumida a nivel mundial, evitando 2,000 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono. De esa manera, la industria energética contribuye de manera significativa con el cumplimiento del Objetivo 13.


En segundo lugar, tenemos al objetivo 15: Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad. Actualmente, cerca del 30% de la superficie terrestre se encuentra cubierta por bosques .Estos no solamente contienen una enorme biodiversidad y mantienen a raya el aumento de la temperatura global, sino que son el hogar ancestral de muchas comunidades indígenas alrededor del mundo, por lo que la importancia de cumplir con este objetivo va más allá de preservar el ambiente natural, estamos hablando de proteger modos de vida que han perdurado por cientos de años. Alrededor de 1,600 millones de personas alrededor del mundo dependen de los recursos forestales para su sustento, 70 millones de ellas pertenecen a pueblos indígenas. Si proveemos a estas personas de energía limpia y asequible podemos mejorar su calidad de vida y contribuir a que dejen de consumir madera como fuente de combustible, reorientando su dependencia de los recursos forestales hacia el aprovechamiento sostenible.


En el caso mexicano, la industria eléctrica tiene una relación aún más estrecha con estos dos objetivos, pues la normatividad aplicable condiciona el desarrollo de un proyecto energético a cumplir con parámetros de sostenibilidad social y ambiental, entre ellos la preservación de los ecosistemas y su biodiversidad, así como el respeto a los derechos de las comunidades que habitan cerca de los proyectos, poniendo especial atención en los pueblos indígenas, protegiendo sus usos y costumbres. Es de esta manera que los Objetivos 13 y 15 pueden ser cumplidos a partir de lo establecido para el Objetivo 7, tanto en el caso mexicano como a nivel mundial.


Gracias por acompañarme en otro blog de la serie de los ODS, ahora te invito a reflexionar ¿de qué forma puede tu empresa o proyecto ayudar a cumplir con los ODS?

Yael Maldonado
Apasionado del desarrollo urbano sustentable, análisis espacial en sistemas de información geográfica, evaluaciones de impacto ambiental, manifestaciones de impacto ambiental, procesamiento y análisis de bases de datos.

Write your comment Here