Consulta Indígena. Fundamentos e Implicaciones. Parte 3 – Natura E.S.T.

Consulta Indígena. Fundamentos e Implicaciones. Parte 3

Consulta Indígena. Fundamentos e Implicaciones. Parte 3

La Consulta indígena en el ámbito internacional

El Convenio 169 de la OIT, es el primer documento en hacer referencia a la necesidad imperante de “reconocer las aspiraciones de estos pueblos a asumir el control de sus propias instituciones y formas de vida, y de su desarrollo económico, a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y religiones dentro del marco de los estados en que viven” [1]El requisito general de consulta a los pueblos indígenas expresado en el artículo 6 de dicho documento y estipula que, los gobiernos deberán:

“consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente (…) deberán efectuarse de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias, con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas.[1]

De acuerdo con la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones[2] la consulta en virtud del convenio implica que:

  1. Las consultas deben ser formales, plenas y llevarse a cabo de buena fe; debe producirse un verdadero diálogo entre los gobiernos y los pueblos indígenas y tribales caracterizado por la comunicación y el entendimiento, el respeto mutuo, la buena fe y el deseo sincero de alcanzar un acuerdo;
  2. Tienen que establecerse mecanismos apropiados a escala nacional y ello debe realizarse de una forma adaptada a las circunstancias;
  3. Tienen que llevarse a cabo consultas a través de instituciones representativas de los pueblos indígenas y tribales en relación con las medidas legislativas y administrativas;
  4. Deben llevarse a cabo consultas con el objetivo de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento sobre las medidas propuestas. Las consultas pro forma o la simple información no cumplirán con los requisitos del Convenio.

Otro documento oportuno es la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los pueblos Indígenas[3], la cual no establece nuevos derechos, más bien refleja la articulación de derechos existentes en el contexto de los pueblos indígenas. A pesar de no carecer de la fuerza vinculante de un tratado, al ser adoptada por la asamblea general es un referente de buena fe para todos los estados miembros de la ONU.

En lo referente a la Consulta Indígena, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los pueblos Indígenas contiene quince artículos que refieren a la participación de los pueblos indígenas en las decisiones que afecten sus vidas, entre los cuales destacan los artículos 18, 19 y 20 que estipulan:[4]

Artículo 18

Los pueblos indígenas tienen derecho a participar en la adopción de decisiones en las cuestiones que afecten a sus derechos, por conducto de representantes elegidos por ellos de conformidad con sus propios procedimientos, así como a mantener y desarrollar sus propias instituciones de adopción de decisiones

Artículo 19

Los Estados celebrarán consultas y cooperarán de buena fe con los pueblos indígenas interesados por medio de sus instituciones representativas antes de adoptar y aplicar medidas legislativas o administrativas que los afecten, a fin de obtener su consentimiento libre, previo e informado.

 

Siendo el artículo 20 uno de los más importantes dentro de este documento pues reconoce que los pueblos indígenas desposeídos de sus medios de subsistencia y desarrollo tienen derecho a una reparación justa y equitativa. En términos generales la declaración confirma el derecho de los pueblos a la libre determinación, así como los derechos relacionados con los medios de subsistencia, incluyendo tierras, territorios y recursos naturales; incluyendo los derechos a seguir siendo diferentes y perseguir bajo sus propios términos el desarrollo económico y social.

Metztli Hernández

 

 

 

 

 

Metztli Sarai Hernández Garcia;

 Lic. Antropología Social por la Universidad Autónoma Metropolitana.

Ha colaborado con la investigación etnológica en la Zona de Monumentos Arqueológicos El Tajín, y actualmente se desempeña como parte del Equipo Social en Natura Medio Ambiente.

 

References

Asamblea General . (2007). Declaracion de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indigenas. ONU.

Asamblea General. (2010). Informe del Representante Especial del Secretario General por la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas . Asamblea General de las Naciones Unidas .

OEA. (2011, Agosto 9). Retrieved from CIDH resalta importancia de respetar el derecho de los Pueblos Indígenas a la consulta previa: http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2011/088.asp

Orgaización Internacional de Trabajo. (1989). Convenio 169 OIT El derecho a la consulta. Retrieved from http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—americas/—ro-lima/documents/publication/wcms_445528.pdf

Organización Internacional del Trabajo. (2013). Manual para los mandatos tripartitos de la OIT, Comprender el Convenio sobre pueblos indigenas y tribales . Ginebra: Oficina Internacional del Trabajo.

Ruggie, J. (2010). Informe del Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los derechos humanos y las empresas. Asamblea General .

Secretaria de Gobernación. (s.f). PROTOCOLO PARA LA IMPLEMENTACIÓN DEL PROCESO DE CONSULTA PREVIA, LIBRE E INFORMADA SOBRE EL DESARROLLO DE UN PROYECTO DE. Retrieved from http://transparencia.energia.gob.mx/transparencia_focalizada/archivos/Protocolo_Consulta_Previa.pdf

 

[1] (Organización Internacional del Trabajo, 2013)

[2] (Orgaización Internacional de Trabajo, 1989)

[3] (Organización Internacional del Trabajo, 2013)

[4] (Asamblea General , 2007)

[5] (Asamblea General , 2007)

Write your comment Here