¿Cómo tratar a la fauna de lento desplazamiento? La importancia de la fauna de lento desplazamiento en los proyectos constructivos – Natura E.S.T.

La importancia de la fauna de lento desplazamiento en los proyectos constructivos

Para empezar, será necesario definir a que se le denomina fauna de lento desplazamiento, pues bien, este es un concepto que se usa principalmente en el ámbito de la consultoría ambiental para denominar a los grupos de fauna cuyos patrones de movimiento son lentos y pueden ser alcanzados rápidamente por las máquinas y/o vehículos durante la preparación y construcción de una obra. Estos grupos animales son: los reptiles como las serpientes, lagartijas o tortugas; anfibios como las ranas y sapos y los mamíferos pequeños como los roedores, las musarañas y los topos.

Ahora bien, ¿Por qué las especies de lento desplazamiento son importantes? En primer lugar, tanto los pequeños mamíferos, como los reptiles y los anfibios tienen una importancia ecológica en los ecosistemas en que se desarrollan. Por ejemplo, los roedores son dispersores de semillas y formadores de suelo. Los anfibios son controladores de insectos e indicadores de la calidad ambiental, pues debido a su piel permeable tienen una alta sensibilidad a factores de alteración (química, biológicas o física) en los sitios donde habitan. Por último, los reptiles son altamente sensibles a cambios sutiles de las comunidades ecológicas de las que forman parte, ya que están íntimamente ligados a biomas particulares y a las cadenas tróficas que existen en éstos. Por ello, numerosas especies de reptiles asociados con vegetación nativa original suelen ser muy sensibles a la perturbación, lo que los hace también realmente útiles como indicadores ambientales. Teniendo esto en consideración, es una excelente noticia que México, con 843 especies de reptiles descritas, es considerado como el segundo País con la diversidad más alta, después de Australia. Muchas de estas especies son exclusivas de México. De acuerdo con Flores-Villela & Canseco Márquez, 2004, reuniendo anfibios y reptiles en conjunto, posiblemente México ocupe el lugar número uno en diversidad de herpetofauna.

Ahora que hemos visto la importancia ecológica de la fauna de lento desplazamiento, procedamos a aclarar ¿Por qué es necesario ocuparnos de ella durante un proceso constructivo?, pues bien, la construcción de una nueva obra implica un impacto a las especies de lento desplazamiento pues se afecta el sitio donde habitan. Esto puede tener consecuencias adversas, ya que el hábitat sirve de refugio y provee de alimento a la fauna que ahí se desarrolla y como ya hemos visto, las especies de lento desplazamiento (anfibios, reptiles y mamíferos pequeños) se ven especialmente afectadas, pues sus ámbitos hogareños se limitan a unos cuantos metros cuadrados y su patrón de movimiento es lento por lo que no tienen la oportunidad de salir huyendo tan fácilmente. En consecuencia, sus madrigueras son destruidas con frecuencia y muchos individuos mueren con el paso de la maquinaria.

Por lo tanto, su importancia radica precisamente en la afectación que tienen durante las construcciones y lo más importante es evitar o al menos, disminuir este impacto con la planeación de medidas de mitigación adecuadas para no afectar sus poblaciones de forma radical,; además, si las especies de lento desplazamiento que registramos en un sitio, se encuentran protegidas en la normatividad nacional su protección no es opcional, es una obligación requerida por la autoridad ambiental para la aprobación del proyecto en materia de impacto ambiental.

Entonces, para disminuir el impacto de los proyectos constructivos en las especies de lento desplazamiento, se suele ejecutar un Programa de rescate y reubicación de fauna, el cual ha sido cada vez más utilizado como parte de las estrategias destinadas a resolver los conflictos que se producen entre los proyectos para el desarrollo humano y la sobrevivencia de las poblaciones de animales silvestres.

El Programa de rescate y reubicación de fauna de lento desplazamiento consiste en la identificación, censo, captura y marcaje de los individuos rescatados para su posterior liberación en un sitio aledaño al área del proyecto, que posea las mismas condiciones ambientales, como son el clima o el tipo de vegetación. Los métodos de rescate variarán de acuerdo con el grupo de fauna que se desee rescatar, pero de manera general se siguen los siguientes métodos por grupo de fauna:

Para mamíferos pequeños: se usan el método de trampeo, como trampas Sherman o el método de búsqueda intensiva en madrigueras por un grupo de expertos.
Para los anfibios y reptiles se usa sobre todo el método de búsqueda intensiva con un grupo de expertos que recorren el área del proyecto, con el fin de capturar a los individuos objeto del rescate.

En todos los casos, una vez que se realiza la captura de individuos, se marcan y se procede a su reubicación procurando que sea lo más rápido posible para evitar el stress en los animales.
A manera de conclusión, como mencionábamos el Programa de rescate y reubicación de fauna es la medida que más se ha implementado en los proyectos constructivos, ya que ha demostrado el mayor éxito en el rescate de especies, sin embargo no es infalible y depende mucho de la planeación previa a su ejecución, de los recursos humanos y materiales con los que se cuente e incluso del nivel de experiencia de los técnicos que llevan a cabo el rescate y reubicación, por lo que aún hace falta desarrollar medidas novedosas que incrementen el éxito en la protección de la fauna de lento desplazamiento. En Natura, por ejemplo, estamos analizando el uso de drones con tecnología de detección de calor para la identificación de madrigueras, si bien para acelerar la introducción de nuevas tecnologías es esencial que las autoridades y el sector en su conjunto reflexionemos sobre la importancia de estas actividades.

Y ustedes ¿Qué opinan? ¿Tienen alguna sugerencia para transitar este camino hacia una más eficaz protección de la fauna de lento desplazamiento en los proyectos constructivos?

Valeria Ruiz

Bióloga especialista en Evaluación de Impacto Ambiental,
planeación y ejecución de Manifestaciones de Impacto Ambiental a nivel estatal y
federal, Estudios Técnicos Justificativos, supervisión ambiental y elaboración de
proyectos productivos. Manejo de Sistemas de Información Geográfica y trabajo de
campo en muestreos, identificación y rescate de fauna. Proactiva, responsable y
confiable.

Fuentes de consulta:

https://www.biodiversidad.gob.mx/especies/pdf/GranFamilia/Animales/reptiles.pdf. Reptiles, Biodiversidad Mexicana. Consultada el 13/01/2018.

https://www.biodiversidad.gob.mx/Biodiversitas/Articulos/biodiv57art1.pdf. Biodiversitas. Áreas Prioritarias para la conservación de anfibios y reptiles de México. Consultada el 13/01/2018.

Flores- Villela O. y García Vázquez U. 2014. Biodiversidad de reptiles en México. Revista Mexicana de Biodiversidad, Supl. 85: S467-S475. 

Write your comment Here