La Importancia de la NOM-059-SEMARNAT-2010 – Natura E.S.T.

La Importancia de la NOM-059-SEMARNAT-2010

En México, existe un instrumento legal que protege a las especies de flora y fauna silvestres que se encuentran en algún estatus de riesgo y se le conoce como NOM-059-SEMARNAT-2010.

Esta Norma establece cuatro categorías, en función del estado de conservación de las especies, y son: Probablemente extinta en el medio silvestre (E), en peligro de extinción (P), amenazadas (A) y sujetas a protección especial (Pr).

Las especies en riesgo son aquellas que han disminuido en población, debido a la influencia de las actividades humanas y su creciente impacto en el medio, la transformación y sobreexplotación del hábitat, la introducción e interacción con especies invasoras o los efectos directos e indirectos de la contaminación.

Las categorías de la Norma se definen de la siguiente manera[1]:

  • Probablemente extinta en el medio silvestre (E): es aquella especie nativa de México cuyos ejemplares en vida libre han desaparecido dentro del Territorio Nacional, hasta donde la documentación y los estudios realizados lo prueban y de la cual se conoce la existencia de ejemplares vivos en confinamiento o fuera del Territorio Nacional.
  • En Peligro de extinción (P): son aquellas cuyas áreas de distribución o tamaño de sus poblaciones se han visto disminuidas drásticamente en el Territorio Nacional; poniendo en riesgo su viabilidad biológica en todo su hábitat natural, debido a factores tales como la destrucción o modificación drástica del hábitat, aprovechamiento no sustentable, enfermedades o depredación, entre otros.
  • Amenazada (A): son aquellas que podrían encontrarse en peligro de desaparecer a corto o mediano plazo, si persisten los factores que transgreden negativamente en su viabilidad al ocasionar el deterioro o modificación de su hábitat o disminuir directamente el tamaño de sus poblaciones.
  • Sujetas a protección especial (Pr): son aquellas especies que podrían a encontrarse amenazadas por los factores que inciden negativamente en su viabilidad, por lo que se determina la necesidad de propiciar su recuperación y conservación o la recuperación y conservación de poblaciones de especies asociadas.

Dentro de la Norma podemos encontrar tres Anexos Informativos, cuyo contenido refiere a los métodos de evaluación del riesgo de extinción, para propuestas de modificaciones o agregaciones de especies a la norma.

El Anexo Informativo I de Evaluación del riesgo de extinción de las especies silvestres en México, se aplicará a los grupos de Anfibios, Aves, Hongos, Invertebrados, Mamíferos, Peces y Reptiles; en el caso de Plantas se utilizará el Anexo Normativo II, Método de Evaluación del Riesgo de Extinción de Plantas (MER-Plantas).

El Método de Evaluación del Riesgo de Extinción de las Especies Silvestres en México (MER) unifica los criterios de decisión sobre las categorías de riesgo y permite usar información específica que fundamente esa decisión. Se basa en cuatro criterios independientes:

  1. Amplitud de la distribución del taxón en México
  2. Estado del hábitat con respecto al desarrollo natural del taxón
  3. Vulnerabilidad biológica intrínseca del taxón
  4. Impacto de la actividad humana sobre el taxón

De forma similar el Anexo Informativo II de evaluación del riesgo de extinción de plantas en México, se aplicará exclusivamente para Plantas.

En el último Anexo (Anexo Normativo III) podemos encontrar la lista de especies en riesgo, divididas en grupos taxonómicos: anfibios, aves, hongos, invertebrados, mamíferos, peces, plantas y reptiles.

La Norma se ha actualizado en tres ocasiones desde su primera emisión el 16 de mayo de 1994 NOM-059-ECOL-1994, la cual incluía las categorías: en peligro de extinción, amenazadas, raras, y sujetas a protección especial. Posteriormente se eliminó la categoría rara y se incluyó la categoría probablemente extinta en el medio silvestre, NOM-059-ECOL-2001 DOF 6 de marzo de 2002. Asimismo, se definió el Método de Evaluación de Riesgo de extinción de especies silvestres en México (SER) y se incluyeron los criterios objetivos de inclusión de especies, información necesaria y mayor precisión en las categorías, para llegar a la NOM-059-SEMARNAT-2010, DOF 30 de diciembre de 2010, la cual es utilizada actualmente. La Dirección General del Sector Primario y Recursos Naturales Renovables, mediante el Subcomité I de Recursos Naturales Renovables y Actividades del Sector Primario, publicó en la página de internet de la SEMARNAT, del 21 de noviembre de 2013 al 31 de enero de 2014, un Aviso para proponer modificaciones a la lista de especies en riesgo de México, Anexo normativo III de la NOM-059-SEMARNAT-2010 y presentar propuestas de inclusión, exclusión o cambio de categoría de la lista de especies en riesgo; derivado de la convocatoria, se recibieron 184 propuestas, para inclusión, exclusión o cambio de categoría, las cuales fueron revisadas y valoradas técnicamente. Por lo que para el año 2015, se ha propuesto un Proyecto de Modificación del Anexo Normativo III, Lista de especies en riesgo de la Norma Oficial Mexicana (DOF 21 de diciembre de 2015), el cual menciona en su Artículo Único[2], lo siguiente:

“Se actualiza el listado de especies en riesgo; se incluyen treinta y nueve especies en alguna categoría; se excluyen cuarenta y ocho especies; cambian de categoría treinta especies; se corrige el nombre taxonómico de doscientas ochenta y cinco especies y se modifica la estructura del listado del Anexo normativo III, Lista de Especies en Riesgo, todos de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo; publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de diciembre de 2010…”

Dicha Modificación está en espera de ser aprobada y publicada en el Diario Oficial de la Federación.

En México existen diversos mecanismos para evaluar los impactos generados por un proyecto, como lo es la Evaluación del Impacto Ambiental (EIA), Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA), Estudios Técnicos Justificativos para Cambio de Uso de Suelos en Terrenos Forestales (ETJCUSTF), por mencionar algunos, los cuales surgen por la necesidad de la reversión y prevención de la degradación ambiental.

La EIA es un estudio que sirve para identificar, predecir e interpretar el impacto ambiental, así como para prevenir las consecuencias negativas, que determinadas acciones, planes, programas y proyectos pueden tener en la salud humana, el bienestar de las comunidades y el equilibrio ecológico (Vidal de los Santos & Franco López, 2009).

La EIA considera en su proceso un análisis de diversos aspectos antropogénicos como la vulnerabilidad social, reversibilidad de impactos y consecuencias económicas, etc., así como de aspectos biofísicos, como la degradación del ecosistema, la perdida de especies, el cambio de resiliencia, etc.

Los estudios anteriormente mencionados muestran de manera detallada las condiciones en las que convergen las especies de flora y fauna en estado natural, por lo que, en dado caso de la identificación de las especies encontradas se encuentren en de alguna categoría de riesgo de la NOM-059-SEMARNAT-2010, ésta servirá de base para el sustento del desarrollo de medidas de mitigación adecuadas para la priorizar la conservación de las especies.

Durante la larga historia del planeta se han extinguido diversas especies causadas por cambios climáticos, vulcanismo, inundaciones, sequías, etc.[3] Sin embargo, en los últimos años la gran mayoría de las extinciones de flora y fauna se deben al impacto directo o indirecto de actividades humanas. Es bien sabido que las perturbaciones causadas por el implemento de un nuevo proyecto (o cualquier actividad humana) generará impactos significativos, y en algunos casos irreversibles en el ambiente, las especies de flora y fauna se ven afectadas al disminuir el área de distribución de estas y el tamaño de las poblaciones.

La importancia de incluir la NOM-059-SEMARNAT-2010 radica en el análisis del aspecto biofísico de la perdida de especies. El alcance de esta Norma permite identificar las especies o poblaciones de flora y fauna silvestre en riesgo, lo que deriva en la ejecución de monitoreos y estudios que avalen que en el área donde se realizará un proyecto se favorecerá y realizarán las acciones necesarias para mitigar los posibles impactos en el hábitat, disminuyendo así la intensidad del impacto generado. De igual manera se deben considerar acciones de seguimiento de especies en riesgo que sean capturadas y liberadas al hábitat natural, como medida de mitigación.

la NOM-059-SEMARNAT-2010 no sólo tiene implicaciones en relación con la ejecución de proyectos, sino que también repercute en la toma de decisiones en cuanto a restricciones de uso o aprovechamiento de las especies, la educación ambiental, las acciones de conservación y protección o la revocación de autorizaciones de aprovechamiento.

Teniendo en cuenta que la biodiversidad es fundamental y nos provee de una vasta cantidad de bienes y servicios, la implementación e inclusión de la Norma en EIA y MIA para el desarrollo de cualquier proyecto es esencial para asegurar la conservación y preservación de la biodiversidad.

En términos más simples, se puede considerar que la aprobación o rechazo de una autorización de una EIA y una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la obra o actividad de que se trate, dependerá en medida de las consideraciones y vinculación de los estudios con la Norma y legislación ambiental aplicable, así como de las medidas y programas que se ejecuten con el fin de minimizar los posibles impactos de las especies de flora y fauna o, en dado caso, estos estudios deberán corroborar que no se afecte en manera significativa cualquiera de las especies en riesgo enlistadas en la Norma.

Geneletti, D. (2002). Ecological Evaluation for Environmental Impact Assessment. Ámsterdam: ITC.
Bibliografía

IAIA. (2012). Impact Assessment. Fastips No. 1, 1-2. Recuperado el 15 de 02 de 2018, de http://www.iaia.org/uploads/pdf/Fastips_1%20Impact%20Assessment.pdf

Perevochtchikova, M. (2013). La evaluación del impacto ambiental y la importancia de los indicadores ambientales. Gestión política y pública Vol. 22 No. 2, 283-312.

Vidal de los Santos, E., & Franco López, J. (2009). Impacto Ambiental: Una herramienta para el desarrollo sustentable. México: AGT Editor.

 

[1] Extraídas de la NOM-059-SEMARNAT-2010: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/134778/35.-_NORMA_OFICIAL_MEXICANA_NOM-059-SEMARNAT-2010.pdf

[2] http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5420810&fecha=21/12/2015

[3] http://www.biodiversidad.gob.mx/especies/extincion.html

 

Jessica Samara La Importancia de la NOM-059-SEMARNAT-2010

ITA Jessica Samara Barrios Díaz
Técnico en Impacto Ambiental en Natura EST.
Correo: jsbarrios@naturaest.com
Estudié una Ingeniería en Tecnología Ambiental en la Universidad Politécnica del Estado de Morelos, con el objetivo de combinar la tecnología con el ambiente, ya que creo firmemente que para tener un avance tecnológico este debe considerar la conservación del ambiente; esto me llevo a orientarme profesionalmente en Manifestaciones de Impacto Ambiental enfocadas en el sector energético de tecnologías alternativas., ya que son la base jurídica para la implementación de cualquier proyecto con una base sustentable y amigable con el ambiente.

 

Write your comment Here