Las personas en el centro de la agenda 2030 – Natura E.S.T.

Las personas en el centro de la agenda 2030


Desde su concepción, la agenda 2030 para el desarrollo sostenible reconoce que las sociedades son el eje fundamental para lograr su cumplimiento. Lograr el objetivo de mantener el aumento de la temperatura por debajo de 1.5°C es física y químicamente posible, sin embargo, requerirá de un cambio de paradigma sin precedentes sobre el funcionamiento de la sociedad global contemporánea (IPCC, 2018). Existe un eje fundamental para lograr este cambio de paradigma, que pasa por atender una de las causas principales del aumento de la temperatura: la desigualdad en el uso de recursos naturales por parte de las personas.


Para lograr lo anterior, existen dos objetivos fundamentales, relacionados con el acceso equitativo a los recursos naturales: el objetivo 1, acabar con la pobreza en todas sus formas, y el 10, reducción de las desigualdades.


Estos objetivos son críticos, puesto que diversos autores han descrito la relación entre la pobreza y la degradación del medio ambiente (Martínez Alier, 2004; Leff, 2007; Entre otros). La pobreza en zonas rurales conduce a la deforestación, por un uso poco eficiente de los recursos maderables para cocinar, calentarse y construir viviendas. La contaminación del agua, la tierra y el aire causada por las técnicas poco eficientes de aprovechamiento de los recursos por parte de los más pobres es señal de alarma para el cumplimiento de la agenda 2030.


La pobreza y la degradación medioambiental producen un círculo vicioso de causalidad, pues las personas más pobres sufren de manera directa las consecuencias del aumento de la temperatura, ven mermados sus recursos naturales y los suelos que solían cultivar se encuentran ahora erosionados a causa de la degradación medioambiental, volviéndolos estériles (ONU, 2018).


Actualmente, 783 millones de personas alrededor del mundo viven por debajo del umbral de pobreza, esto es, con menos de 1.90 dólares americanos al día (ONU, 2018). Como podrás imaginar, el impacto ambiental que tiene tal cantidad de personas utilizando recursos naturales de manera no sostenible es tremendo.


Lo anterior va de la mano con el objetivo 10, pues reducir las desigualdades, a la vez que combatir la pobreza, significaría que esas 783 millones de personas tengan acceso a educación y recursos económicos y/o materiales para aprovechar de manera más eficiente y ambientalmente amigable el uso de sus recursos naturales.


La pobreza y la desigualdad no son sólo un problema de bajos ingresos y contaminación, también implican un acceso inequitativo a servicios de seguridad social, educación y movilidad social. No se puede hablar de cumplimiento de la agenda 2030 cuando las personas no reciben los beneficios de un medio ambiente sano.


Al actuar para combatir la pobreza y la desigualdad en nuestras sociedades contribuimos a crear un mundo más justo para todos, promoviendo la sostenibilidad social en el sentido más amplio, el del equilibrio de nuestros sistemas socio-ecológicos.

Yael Maldonado.
Apasionado del desarrollo urbano sustentable, análisis espacial en sistemas de información geográfica, evaluaciones de impacto ambiental, manifestaciones de impacto ambiental, procesamiento y análisis de bases de datos.

One thought on “Las personas en el centro de la agenda 2030

  1. Enrique - mayo 5, 2020 6:53

    Estoy totalmente de acuerdo en que para procurar un uso sostenible de los recursos naturales es necesario disminuir la pobreza , no obstante, desde mi punto de vista, creo que la clase media es la que daña en mayor medida el medio ambiente pues el uso que hace de los recursos es sumamente inconsciente e irracional producto de una falta de educación ambiental tremenda pero sobre todo por la desconexión que tiene la sociedad moderna con el medio ambiente.

Write your comment Here