El Plan de Gestión Social, componente esencial de una EVIS – Parte 3 – Natura E.S.T.

El Plan de Gestión Social, componente esencial de una EVIS – Parte 3

El Plan de Gestión Social, componente esencial de una EVIS - Parte 3

Los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos sostienen que el respeto a los derechos humanos es hoy una responsabilidad fundamental del sector privado cuando desarrolla proyectos[1]. Como parte fundamental de la EVIS, el Plan de Gestión Social es el instrumento que asegura el ejercicio libre de los derechos individuales y colectivos de los habitantes asentados en el área de influencia de un proyecto relacionado con las energías renovables.

Un proyecto puede generar riesgos sociales o magnificar problemas sociales históricos de un territorio determinado. Los efectos pueden presentarse desde el momento en que se delimita el área del proyecto o sólo hasta que este está en proceso de construcción. Esencialmente, un Plan de Gestión Social busca evitar y atender conflictos o riesgos sociales que un proyecto causa, y al mismo tiempo estimula acciones que generan oportunidades sociales y económicas en su área de influencia. Concentra estrategias y acciones que serán instrumentadas para prevenir, mitigar y compensar impactos sociales negativos, así como acciones que serán aplicadas para ampliar los beneficios e impactos positivos. Establece los recursos humanos, materiales, financieros, y de cualquier otro tipo, que serán previstos para su implementación. Incluye, asimismo, una sección con indicadores para evaluar su implementación y resultados.

Las Disposiciones Administrativas de Carácter General sobre la Evaluación de Impacto Social en el Sector Energético[2] definen al Plan de Gestión Ambiental como: “la estrategia de implementación del conjunto de medidas de ampliación de impactos positivos, así como de la prevención y mitigación de los impactos negativos. Se define y se programa con la participación de los Actores Interesados y se realiza por el Promovente”.

El Plan de Gestión Social deberá estar constituido al menos por los siguientes programas:

  1. Programa de Implementación de las Medidas de Prevención y Mitigación, y de las Medidas de Ampliación de Impactos Positivos;
  2. Programa de Comunicación y Vinculación con la Comunidad;

III.          Programa de Inversión Social;

  1. Programa de Salud y Seguridad;
  2. Programa de Desmantelamiento; y
  3. Programa de Monitoreo.

Cada programa deberá prever para su implementación, al menos los siguientes aspectos:

  1. Recursos humanos;
  2. Recursos económicos;
  3. Responsabilidades;
  4. Plazos y tiempos; e
  5. Indicadores de monitoreo y evaluación.

El Plan de Gestión Social es un instrumento de gestión sistemática, continua, ordenada e integral que consolida los programas, proyectos y actividades encaminados a fortalecer el desarrollo social en el área de influencia de un proyecto y, además, transforman al promovente en un actor estratégico en la región.

[1] Fuente: Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos. Disponible en: http://www.hchr.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=194:principios-rectores-sobre-las-empresas-y-los-derechos-humanos-puesta-en-practica-del-marco-de-las-naciones-unidas-para-proteger-respetar-y-remediar&catid=17&Itemid=278

[2] Fuente: Disposiciones Administrativas de Carácter General sobre la Evaluación de Impacto Social en el Sector Energético. Disponible en: www.cofemersimir.gob.mx/expediente/14565/mir/34590/archivo/948300

Victor Clavel

Víctor M. Clavel Ponce es Licenciado en Sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana y cuenta con un Posgrado en Urbanismo por la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha formulado instrumentos de política pública para el desarrollo urbano, regional y ambiental. Actualmente forma parte del equipo consultor de Natura Medio Ambiente.

Write your comment Here