Retos ambientales de los estudios para cambio de uso de suelo en terrenos forestales – Natura E.S.T.

Retos ambientales de los estudios para cambio de uso de suelo en terrenos forestales

El Estudio Técnico Justificativo (ETJ) es el instrumento legal que contiene los estudios de carácter técnico y científico para solicitar el Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales (CUSTF). Para su aprobación, los estudios deben demostrar que la afectación por la remoción de la vegetación forestal es admisible para un proyecto específico, mediante la comprobación de la mitigación de los impactos a los recursos forestales, de acuerdo con lo establecido en el artículo 93 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS, DOF 05-06-2018). (Checa la entrada: ¿Qué es un estudio técnico justificativo en México?)

Según los requerimientos de la legislación, los principales servicios de los recursos forestales que deben evaluarse y procurar su restauración son: mantener la biodiversidad, promover la retención de suelos y procurar la cantidad y calidad de agua. Alternativamente, se solicita evaluar otros recursos y servicios que indica la “Guía para la elaboración de estudios técnicos justificativos” (SEMARNAT, 2017).   En este contexto, los puntos de coyuntura de un estudio ambiental se enfocan en evaluar los impactos y buscar las medidas necesarias para mitigarlos. 

Particularmente la compensación y mitigación de impactos siempre ha sido un tema controversial. El concepto de restauración es entendido como “regresar el ecosistema al estado anterior en el que se encontraba previo el impacto”. Sin embargo, es un hecho que un ecosistema impactado no puede restaurarse llevándolo al estado idéntico al que estaba, en cuestión de recursos y procesos afectados, pero si es posible rehabilitarlo y con el tiempo llevarlo a un estado con un nivel de funcionalidad similar al que se encontraba. 

Uno de los principales retos del sector ambiental y en particular del sector que realiza los ETJ para el CUSTF, es realizar una apropiada valoración de los recursos en sus diversos escenarios, generar métodos y modelos que permitan conocer el estado actual de los ecosistemas y después identificar cómo y en qué forma, de manera cualitativa o cuantitativa, se afectarán los recursos con las actividades antropogénicas pretendidas. Es evidente la necesidad de desarrollar y generar métodos óptimos para la evaluación de los recursos, adecuarlos a cada condición ambiental y tipo de ecosistema, donde puedan surgir afectaciones con el desarrollo de un proyecto, y dar prioridad a los métodos cuantitativos con el fin de evitar subjetividades. . 

Para hacer una correcta evaluación con motivo de los ETJ se plantea cuantificar las condiciones en tres escenarios, lo cual, permitirá generar un balance entre la afectación, la mitigación de impactos y compensación de estos recursos. El primer escenario corresponde al estado de los recursos y procesos que ocurren actualmente en el área que se pretende realizar el cambio de uso de suelo. En el segundo escenario se evalúa el cómo y en qué proporción serán afectados dichos recursos, con ello se establece el estado en el que se encontrarían los recursos una vez removida la vegetación forestal. Por último, se modela el tercer escenario, que describe las condiciones del área pretendida para realizar el cambio de uso de suelo después de establecido el proyecto, con sus componentes y las medidas de mitigación ambiental implementadas.  

  Un reto adicional es integrar, a las medidas de mitigación de impactos, las actividades adecuadas para mitigar los efectos a los recursos, considerando las condiciones bióticas y abióticas del ecosistema. Se debe garantizar la viabilidad de las medidas durante su ejecución, por ejemplo: Evitar medidas de conservación de suelo y captación de agua no factibles por no considerar el tipo de suelo o por proponerlas en zonas de difícil logística para su establecimiento. Tener cuidado al proponer medidas de revegetación con especies de gran demanda hídrica en zonas de baja precipitación. Se deben implementar medidas que contemplen la naturaleza del proyecto y sus diversas etapas, evitando con esto la obstrucción entre las distintas actividades.

También, es esencial predecir estimando el grado en que las medidas propuestas mitigan y compensan cada uno de los recursos y procesos afectados, garantizando así la efectividad de estas y con ello asegurar la perpetuidad de los recursos forestales y de todos los procesos que interactúan en éstos. 

Un último reto es que idealmente las medidas de mitigación propuestas contemplen a las comunidades e integren, en la medida de lo posible, las actividades productivas de las regiones donde se desarrollan los proyectos. Lo anterior con la finalidad de buscar la compatibilidad, evitar conflictos sociales y asegurar la viabilidad de un proyecto de manera sostenible.

Actualmente, persiste el acelerado desarrollo en diversos sectores, el crecimiento en superficie de los proyectos y la modernización de las tecnologías. Por lo tanto, las empresas involucradas en la evaluación de los recursos forestales y mitigación de los impactos están obligadas a innovar en los métodos empleados para cumplir con los desafíos que representa cada uno de los retos ambientales mencionados. Lo cual, solo se conseguirá con continua investigación y desarrollo de métodos que logren ajustarse a los cambios que implica el desarrollo.

Fuentes:

Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (DOF 05-06-2018)

Reglamento de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (DOF 31-10-2014)

SEMARNAT, Guía para la elaboración de estudios técnicos justificativos, 2017.

Lic. Francisco Javier Martínez Ramírez
Ing. Francisco Javier Martínez Ramírez

Profesional con formación en Ingeniería en Restauración Forestal, con 8 años de experiencia en dirección de Estudios Técnicos Justificativos para Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales, Manifestaciones de Impacto Ambiental y especialista en Sistemas de Información Geográfica (SIG)

Write your comment Here